Artículo

Una defensa del Ingreso Básico Universal en Colombia después de la COVID-19

Por: Melissa Erasso
Asistente de investigación: Angie Sarmiento
26/05/20

Colombia es un país de profundas desigualdades, donde más de 13 millones de colombianos (el 27% de la población nacional) empezaron el 2020 viviendo en condiciones de pobreza monetaria, es decir, ganando menos de $257,433 pesos mensuales en promedio, lo que representaría el equivalente al valor promedio de la canasta básica en el país*. Los departamentos más pobres bajo esta categoría son Chocó, La Guajira y Cauca, en los cuales más del 50% de sus habitantes se encuentran en situación de pobreza monetaria. Sin embargo, esto no se ha mantenido a lo largo del año. Con el avance de la situación de emergencia sanitaria y económica detonada en el territorio a causa de la COVID-19, y con otros agravantes adicionales como la alta informalidad laboral en el país, es de esperar que la cantidad de colombianos en situación de pobreza haya aumentado. De acuerdo con La Facultad de Economía de La Universidad de Los Andes (2020):

“Estas características [desigualdad e informalidad] hacen que las clases medias vulnerables y los hogares de ingresos más bajos se vean más afectados por la crisis actual y sus consecuencias futuras. Los efectos se verán reflejados tanto en pobreza como en desigualdad. La actual parálisis de actividades y la posible destrucción futura de empleos y de actividades productivas de cuentapropistas no solo retrasarán el mejoramiento de estos indicadores, sino que, además, devolverán al país al menos una década atrás”.

Devolver al país al menos una década atrás implicaría contar con aproximadamente un 37% de la población nacional en situación de pobreza monetaria, de acuerdo con datos del DANE para 2010, lo que implicaría aproximadamente 5 millones de colombianos que entrarían en situación de pobreza a causa de esta pandemia. Por otro lado, el Centro de Estudios sobre el Desarrollo (CEDE), da una aproximación mayor: un aumento de 7,3 millones en los colombianos en situación de pobreza en el mediano plazo.

Teniendo en cuenta lo anterior, volvió a la discusión nacional e internacional la posibilidad de pensar en la creación de un Ingreso Básico Universal para los ciudadanos colombianos y latinoamericanos. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Departamento Nacional de Planeación de Colombia (DNP) han planteado propuestas relacionadas. Pero ¿en qué consiste este tipo de ingreso?

El Ingreso Básico Universal

El Fondo Monetario Internacional (2018), define el Ingreso Básico Universal (IBU) como “mecanismo de sostén de ingresos que normalmente abarca a la totalidad de la población sin condicionamientos”. El IBU hace parte de las distintas formas de asistencia social que desarrollan los Estados, pero, a diferencia de las demás iniciativas, cumple con tres características centrales: se da en efectivo, no tiene condiciones para su gasto y es universal. Un comparativo del IBU puede verse en la gráfica 1 en contraste con otras formas de asistencia social. 

Gráfica 1: Adaptación de “Exploring Basic Income: A Guide to Navigating Concepts, Evidence, and Practices” del World Bank Group (2020) (Gráfico: Centro de Pensamiento CFRC).

Una de las mayores críticas al IBU es frente a la universalidad, sin embargo, esta característica ayuda a reducir los costos de implementación de estas iniciativas. De acuerdo con el Grupo Banco Mundial (2020), las ventajas de la universalidad se pueden resumir de la siguiente manera:

 

  1. Al no establecer un criterio de selección, resuelve el problema continuo de los errores de exclusión e inclusión (falsos positivos y falsos negativos) inherentes a las políticas categóricas o basadas en necesidades.

  2. La universalidad puede ayudar a eliminar el estigma que afecta a los beneficiarios. Evidencia en Europa muestra que la pena está entre los factores clave por los cuales distintos beneficiarios no acceden a los programas.

  3. Generaría menores costos de transacción al no haber requisitos de aplicación o verificación y esto traería consigo varios beneficios psicológicos debido a la certeza de un ingreso estable incondicional.

  4. Una transferencia universal sería más compatible con la empleabilidad, pues elimina el efecto precio de las transferencias sobre el mercado laboral. Lo que implica que no disminuiría la oferta laboral, puesto que no habría reducción en los beneficios recibidos en caso de que el ciudadano consiga empleo.

  5. La universalidad ayudaría a sostener políticamente el programa en el largo plazo, dado que los beneficiarios son todos, por lo que es más probable que se busque su continuidad.

Editorial_desarrollo_económico.jpg

Editorial

Fomentemos la diversificación económica desde las regiones colombianas: respuestas a la crisis socioeconómica por Coronavirus

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

En ese sentido, surge la pregunta de si el IBU ayudaría a disminuir el impacto de la pandemia sobre la población colombiana con mayor facilidad y menores costos de transacción que otras políticas de asistencia social.

 

IBU en el Mundo

 

A nivel mundial, solo 2 países han puesto en práctica el IBU a nivel nacional: Mongolia y la República Islámica de Irán. Otros 26 países se unen a la lista realizando intentos parciales o condicionados. 

 

Los resultados de varios de estos programas se muestran a continuación:

Fuentes: Grupo Banco Mundial (2020), IPA (2015),  Ministerio de Salud de Finlandia (2019), Ayuntamiento de Barcelona (2019), Battistoni (2019). (Tabla: Centro de Pensamiento CFRC).

En términos generales, las medidas de IBU en el mundo han mostrado resultados en reducción de pobreza, aumento del bienestar social, mejoras en salud, reducción de enfermedades mentales y hasta ha mostrado avances en términos de equidad de género. 

La CEPAL y Colombia

La CEPAL propone pensar en un ingreso básico como ayuda a solventar la crisis económica resultante por el coronavirus en América Latina, en especial para la situación de los más vulnerables. En su último informe “El desafío social en tiempos del COVID-19” sugiere la implementación de transferencias monetarias temporales que busquen satisfacer las necesidades básicas y sostener el consumo en el corto plazo. Por otro lado, para el largo plazo establece “(...) que el alcance de esas transferencias debe ser permanente, ir más allá de las personas en situación de pobreza y llegar a amplios estratos de la población muy vulnerables a caer en ella, (...) Esto permitiría avanzar hacia un ingreso básico universal (...)” (CEPAL, 2020). Para ejemplificar la situación, el informe ahonda sobre el caso mexicano donde se quiere otorgar una Línea de Bienestar Mínima, equivalente al valor de una canasta básica, para todos los ciudadanos por un valor de $USD 73. Para lograr lo anterior, México necesitaría destinar el 10,3% de su PIB estimado para 2020.

Por su parte Colombia, mediante el DNP, ha puesto en marcha el programa de Ingreso Solidario, que busca ayudar a solventar las necesidades básicas de los colombianos en situación de vulnerabilidad. Sin embargo, dados los altos costos de transacción de la medida y el limitado acceso tecnológico por parte de los colombianos, no todos los que deberían ser beneficiados han recibido estas transferencias. Por otro lado, están los programas permanentes de asistencia a poblaciones vulnerables: Jóvenes en Acción, Familias en Acción y Colombia Mayor, que no incluyen a la población beneficiada por el Ingreso Solidario. El gobierno colombiano ha gastado aproximadamente 969 mil millones de pesos colombianos en el programa de Ingreso Solidario y, por su parte, Prosperidad Social cuenta con un presupuesto anual de 2,7 billones de pesos para “La inclusión social y productiva para la población en situación de vulnerabilidad” (Prosperidad Social, 2020). Esfuerzos que no superan el 1,0% del PIB nacional para 2019. 

Replicando el ejercicio de México para Colombia, con una población proyectada de 50.372.424 personas para 2020 (DANE, 2020), se requeriría un aproximado de $13 billones de pesos colombianos mensuales para poder otorgar un Ingreso Básico Universal equivalente al valor de una canasta básica a cada ciudadano. Esto representaría el 17,7% del PIB del país para 2019, para otorgar en promedio los $257,433 pesos mensuales de la línea de pobreza. Teniendo en cuenta las proyecciones de decrecimiento económico por la inminente recesión económica de los próximos meses, este porcentaje aumentará.

Los retos

Además de los retos económicos que trae la medida, hay 12 millones de colombianos que viven en las zonas rurales del país, donde el acceso a celulares o entidades bancarias es muy limitado. Pensar en una política de Ingreso Básico Universal necesita también pensarse políticas de cobertura de red, de educación financiera y de acceso a otros servicios como internet. También, requiere pensar un acercamiento diferencial, que no vaya en contra de las tradiciones de las distintas comunidades que habitan el territorio y que permita el acceso equitativo a oportunidades por parte de todos los colombianos. 

Aún falta mucho camino en términos del desarrollo de los territorios colombianos para que el IBU funcione en Colombia. Se requiere plantear la política con un enfoque regional diferencial que vaya más allá de los costos de vida en los distintos departamentos del país.

El Ingreso Básico Universal trae consigo una promesa de cambio: la reducción de la pobreza, mayor equidad, mejor salud mental y avances en la equidad de género. Sin embargo, esta política sólo puede ser exitosa si se piensa acompañada de un paquete de políticas públicas que tengan en cuenta la diversidad de condiciones de todos los colombianos y sus territorios.

*La línea de pobreza monetaria varía por departamento, siendo la más baja en el departamento del Cauca con $213.930 pesos mensuales, de acuerdo con el DANE

Referencias y Fuentes de Consulta

 

Ajuntament de Barcelona (2019). Report on the preliminary results of the B-MINCOME project (2017-2018) Combining a guaranteed minimum income and active social policies in deprived urban areas of Barcelona. 

 

Ajuntament de Barcelona. (2019, October 28). Concluye el B-Mincome, un proyecto piloto de lucha contra la pobreza y la exclusión social. Recuperado el 20 Mayo, 2020, de https://www.barcelona.cat/infobarcelona/es/tema/servicios-sociales/concluye-el-b-mincome-un-proyecto-piloto-de-lucha-contra-la-pobreza-y-la-exclusion-social_872307.html

 

Battistoni, A., Gavalakis, N., Cálix, Á., Britton-Purdy, J., Stefanoni, P., Tohá, C., Mexi, M. (2019, Febrero 15). Luces y sombras del ingreso básico universal: Nueva Sociedad. Recuperado Mayo 24, 2020, de https://nuso.org/articulo/luces-y-sombras-del-ingreso-basico-universal/#footnote-1

 

CEPAL, N. (2020). El desafío social en tiempos del COVID-19.

 

Coelho, A. (2019, Septiembre 22). Spain: The Barcelona B-MINCOME experiment publishes its first results. Recuperado Mayo 24, 2020, de https://basicincome.org/news/2019/09/spain-the-barcelona-b-mincome-experiment-publishes-its-first-results/

 

Cowen, T., & Kasparov, G. (2020, Mayo 15). Coronavirus Is Making Universal Basic Income Look Better. Recuperado Mayo 24, 2020, de https://www.bloomberg.com/opinion/articles/2020-05-15/coronavirus-is-making-universal-basic-income-look-better

DANE. (s.f.). Producto Interno Bruto (PIB) Base 2015. Recuperado el 23 de mayo, 2020, de https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/cuentas-nacionales/cuentas-nacionales-trimestrales

DNP. (2017, Abril). Panorámica Regional, pobreza monetaria y multidimensional departamental: necesidad de políticas públicas diferenciadas. 

El Universal. (2020). Gobierno anunció tercer giro del subsidio Ingreso Solidario para junio. Recuperado mayo 23, 2020, de https://www.eluniversal.com.co/colombia/gobierno-anuncio-tercer-giro-del-subsidio-ingreso-solidario-para-junio-BE2868560

Gentilini, U., Grosh, M., Rigolini, J., & Yemtsov, R. (Eds.). (2019). Exploring Universal Basic Income: A Guide to NavigatingConcepts, Evidence, and Practices. http://documents.worldbank.org/curated/en/993911574784667955/pdf/Exploring-Universal-Basic-Income-A-Guide-to-Navigating-Concepts-Evidence-and-Practices.pdf

 

Goodman, P. (2018, Abril 30). Finlandia termina con el ingreso básico universal. Recuperado Mayo 24, 2020, de https://www.nytimes.com/es/2018/04/30/espanol/finlandia-ingreso-basico-universal-desempleo.html

https://colaboracion.dnp.gov.co/CDT/Desarrollo%20Territorial/Portal%20Territorial/KitSeguimiento/Pobreza/Publicación%20Ipm%20deptal.pdf

 

IPA (2019) The Impact of Unconditional Cash Transfers in Kenya. Recuperado Mayo 24, 2020, de: https://www.poverty-action.org/study/impact-unconditional-cash-transfers-kenya 

 

Johnson, B. (2020, Abril 17). Marx vs. the universal basic income. Recuperado el 24 de Mayo, 2020, de: https://www.acton.org/publications/transatlantic/2020/04/17/marx-vs-universal-basic-income

 

Kangas, O., Jauhiainen, S., Simanainen, M., & Ylikännö, M. (2019). The basic income experiment 2017–2018 in Finland: Preliminary results.

 

Khosla, Saksham (2018). INDIA’S UNIVERSAL BASIC INCOME, BEDEVILED BY THE DETAILS.

 

La República. (2019, Julio 15). Así es el mapa de la pobreza en Colombia que debe sortear Iván Duque. Recuperado  Mayo 24, 2020, de https://www.larepublica.co/economia/asi-es-el-mapa-de-la-pobreza-en-colombia-que-debe-sortear-ivan-d

Portafolio. (2019). ¿Qué es ser pobre para el Dane en Colombia? Recuperado el 23 de mayo de 2020, de https://www.portafolio.co/economia/que-es-ser-pobre-para-el-dane-en-colombia-529203

Portafolio. (2020, Mayo 20). ¿El país retrocedería 20 años en la reducción de pobreza? Recuperado Mayo 24, 2020, de https://www.portafolio.co/economia/el-pais-retrocederia-20-anos-en-la-reduccion-de-pobreza-541008?fbclid=IwAR1kiVC1FR8kcasZL17yTmrifZfvX94zXgfk5iP1XGExxuwOW0mFtv3gDHo

Prosperidad Social. (2020). Presupuesto General 2020. Recuperado el 22 de mayo, 2020, de https://www.prosperidadsocial.gov.co/ent/ifc/Paginas/Presupuesto-General.aspx

Universidad de los Andes (2020, Mayo 18). Nota Macroeconómica 20: Efectos en pobreza y desigualdad del Covid-19 en Colombia: un retroceso de dos décadas. 


Veen, R. van der. (2019, Febrero 12). Basic Income Experiments in the Netherlands? Recuperado el 21 de Mayo, 2020, de https://www.degruyter.com/view/journals/bis/14/1/article-20180023.xml

Fundación Cooperación para el Fortalecimiento Regional en Colombia© 2020 

  • Facebook - Círculo Negro
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo