ESPECIAL

COVID-19 Y LAS REGIONES

Colombia es un país cuyas regiones se caracterizan por ser diversas y multiculturales, por lo que las medidas implementadas por el Gobierno para responder a la emergencia sanitaria han tenido efectos distintos según desde dónde se experimenten. Sea como miembro de la etnia Awá en Nariño, como mujer víctima de violencia intrafamiliar en Bogotá, migrante venezolano en Norte de Santander o habitante del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Las características diferenciadas de las regiones de Colombia ponen en evidencia la necesidad de reflexionar sobre la conveniencia de implementar decisiones estatales descentralizadas y pensar en sus consecuencias. Por lo tanto, CFRC presenta a continuación cinco artículos que brindan una mirada a los efectos diferenciados de las medidas de respuesta al Coronavirus en las regiones de Colombia.

La coyuntura actual ha agudizado las problemáticas estructurales de comunidades indígenas y las ha obligado a asumir su protección frente al virus, dejando en evidencia la falta de compromiso del Gobierno Nacional por la diversidad étnica del país.

Los venezolanos radicados en las diversas regiones de Colombia están enfrentando serios obstáculos para acatar las medidas de aislamiento preventivo obligatorio decretadas, las cuales no cuentan con un enfoque diferencial que responda a las particularidades de esta población.

En Colombia se han acentuado las desigualdades de género y las diferentes formas de violencia hacia la mujer. Violencias que se encontraban ya exacerbadas antes de que la pandemia llegara a Colombia e hiciera aún más evidente la importancia de ver esta problemática como un asunto de salud pública y una cuestión relacionada a la salud mental de los y las Colombianas.

El departamento de San Andrés, como muchas otras regiones del país, está sumido en una especie de amnesia selectiva departamental, olvidado por Gobiernos centrales y acciones estatales que no responden efectivamente a las necesidades de la isla. Las políticas andinizadas del Gobierno Nacional, junto con las limitaciones del Gobierno departamental, ponen en evidencia las dificultades en materia de salud y economía que tiene la Isla para afrontar el COVID-19

Es indispensable que, desde esta crisis, se establezca con urgencia la necesidad de pensar maneras distintas de abordaje del territorio, no solo con acompañamiento y coordinación desde el Gobierno Nacional, sino con autonomía y otras formas de intermediación en las regiones.

Fundación Cooperación para el Fortalecimiento Regional en Colombia© 2020 

  • Facebook - Círculo Negro
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo